jueves, 31 de marzo de 2011

No quiero regalos, quiero detalles.

No quiero un chico normal, no pido un prototipo, no prefiero los que tienen ojos azules. Quiero uno que no me asegure el futuro, que cada día lo viva como el primero, que no se vaya la ilusión como cuando un niño pequeño se queda sin reyes... no quiero un capricho. Quiero que me recuerde cuando huela mi perfume, que para él soy única; que pase lo suficiente de mí. Que al final del día mi ropa huela a él. Quiero aventura. No me gusta la rutina, no me gusta dar explicaciones. Quiero vivir en un sueño. Quiero saber que lo tengo ahí en los momentos difíciles. Que me diga te quiero cuando lo sienta. Quiero que le guste la fiesta, pero que le haga falta estar conmigo. Quiero no sentirme segura, quiero tirarme a la piscina sin hacer planes. Me gustan los consejos, pero no que decidan lo que debo hacer. No siempre lo bueno es lo mejor. No siempre se odia lo malo. Las reglas están para saltárselas, no siempre se hace lo correcto, ¿y qué? si no, la vida sería muy aburrida. Una simple rutina, sin locura. Alguien que no renuncie a los amigos por mí, ni que sea su prioridad. Quiero tener algo por lo que luchar, algo por lo que alegrarme, algo por lo que llorar, una excusa para hincharme a galletas y helados. En definitiva, no busco lo que verdaderamente me haga feliz, no quiero llegar a la meta, no busco el final.

martes, 29 de marzo de 2011

Ríete fuerte, cierra los ojos y sonrie, que aun te queda fuego en la mirada muñeca.


Quizás si dejase de mirar a la gente como atravesándola me iría mejor. De todos modos me gusta, les pone tan nerviosos... Piensan que sé que están pensando. Gilipollas predecibles... Me encanta cómo bajan la mirada, me encanta. Me hace gracia lo hipócritas que son, vienen prometiendo maravillas y luego se quedan demasiado cortos. La mitad no saben una mierda de las heridas y la mayor parte de la otra mitad no saben acabar de lamer con el suficiente tacto para que se cierren definitivamente.


viernes, 25 de marzo de 2011

Olvidar. Apartar. Enterrar. Prescindir.

Me niego a que tú y tus tonterías callen mis ganas de seguir a delante, de vivir, de gritar, de bailar, de saltar, de reirme con mis amigas, de hacer el ridículo, de reir a carcajadas.
Porque tú en mi vida ya no significas nada.

viernes, 18 de marzo de 2011

Haz lo que quieras, hazlo.

Equivócate, mete la pata, jódelo todo, vuelve a construirlo, compra un billete de avión sin retorno, duerme en un portal, haz el ridículo, ríete de ti misma, deja que te rompan el corazón, pártele la cabeza a quien te intente joder, fóllate a quien te de la gana , no te comas la cabeza por que hablen de ti los cuatro gilipollas de turno, no dejes escapar a quien merece la pena, ríete de los demás gilipollas que sólo te quieran para pasar el rato, demuestra lo que vales, hazte respetar, juega con quien juegue contigo, pero ante todo sé F E L I Z.



miércoles, 16 de marzo de 2011

Mírame.

Mírame, que fuerte soy. Me resbala si follas o fallas. Si estudias o prefieres tragártelas. Si odias los domingos o si vas hablando mal por ahí de mí. Si eres victoria o fracaso. Si te sigue faltando cerebro o si te sigue sobrando de ahí abajo. No me han quedado cicatrices de aquel momento, ni refugios, ni paisajes, ni canciones que recordar. He vuelto a nacer y he vuelto atrás. Ahora soy invencible, imperfecta, sincera y rápida. Vuelvo a las andadas, que maravilla, joder, quien me lo diría..

martes, 8 de marzo de 2011

Que no sea por ti.

Hoy no quiero abrazarte. Ni besarte. Ni tocarte. Ni sentirte. Ni verte. Ni quererte. No quiero nada que termine en te. Porque todo eso quiere decir que tiene algo que ver contigo. Sólo aceptaré la excepción que confirma la regla. Hoy voy a esquivarte. Porque el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Y yo ya he tropezado contigo unas quinientas veces. Y no quiero ni una más. Que bastante mal lo he pasado. Bastante tiempo te he dedicado a ti y a tu vida. Y tú no te merecías ni la mitad de mi tiempo. Que mi reloj corre muy rápido. Hoy quiero darme el lujo de sonreír y que no sea por ti.


viernes, 4 de marzo de 2011

Prohibido prohibir.

Dos y dos son cuatro. Aquí el gato es el malo y persigue al ratón. Prohibida la venta de alcohol y tabaco a menores de dieciocho. A las tres en casa. Hay que lavarse las manos antes de comer. Los domingos se va a misa. Hay que respetar los pasos de peatón. Hay que tirar los papeles a la papelera. No se puede poner la música demasiado alta. No se pueden herir los sentimientos de los demás. Hay que saber jugar limpio. Hay que saber perder. A los mayores no se les contesta. Apaga el móvil y deja el Internet. No hay que enseñar mucho escote, ni ligar mucho, porque te pueden confundir. Llevar los labios rojos es de putillas. Cambiarse de acera es algo anormal. Limpiar tu habitación es algo obligatorio. Estudiar mucho para después trabajar.¿Hay algo que se pueda hacer aquí?