miércoles, 11 de mayo de 2011

Las mejores cosas de la vida llegan sin querer.

 Y sientes que ese momento se ha ido para siempre, que no va a volver jamás por mucho que quieras, que se ha esfumado... y te conformas tan solo con RECORDAR lo bonito que fue.

1 comentario: