martes, 17 de mayo de 2011

Que me digan te quiero cuando menos quiero escucharlo.

Me gusta que me toquen el pelo, que me abracen cuando menos me lo espero, que me hagan reír hasta quedarme con la boca arrugada, que me hagan sentir que soy especial. Me encanta levantarme y retorcerme, pintarme las uñas de colores chillones, tomarme los petisuis sin cuchara, que me susurren, que me guiñen un ojo y luego sonrían tímidamente. No me gusta esperar pero sí hacerme esperar, no me gusta dormir con la persiana abierta, me encanta saber que aunque tienes cientos de amigos y aunque todos te decepcionen siempre quedarán los mismos para hacerte ver que por tí siguen, que me hagan detalles pero que no me agobien, llevar el pelo lo suficientemente liso como la tabla de planchar de los Picapiedra, cantar y cantar hasta que mi cuerpo no aguante más, saber que no eres la chica más guapa pero aún así hay miradas que te siguen. Me gustan los tacones bien altos, los vestidos cortos y los ojos pintados, que día a día mi sonrisa haga feliz a más gente cuando lo vea, que me miren y mirar, me gustan los chicos MD ( machos dominantes ) ya que para mujer estoy yo. Me gusta sentir el agua del mar tocando en mis pies. Pero lo que más me gusta es que haya gente que por todos los defectos que tengas siempre te apreciarán tal y como eres :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario