viernes, 6 de mayo de 2011

Tenemos la mala costumbre de echar en falta lo que amamos, sólo cuando lo perdemos es cuando lo añoramos.

¿ A quién pretendo engañar ? Sé que no llegaré a nada, no tendré la oportunidad de tenerte. Todo el mundo lo sabe, pero yo no reacciono. ¿ Por qué no lo hago ? Pues sinceramente, no lo sé. Es algo en mi que no me deja abandonarlo, algo que no deja que de mi se vaya. Es la alegría de todos mis días. Es el brillo de mis ojos. Es mi felicidad día a día. Es la causa exacta de mi sonrisa. Es mi motivación de cada día. Es lo que me da emoción.  Tal vez la mayoría de las veces sufra y me sienta indiferente ante él. Puede que no sea perfecto, pero para mí con todos sus defectos sigue siendo perfecto. Y.. ¿ sabeis por qué ? Porque él ha sido en este tiempo mi gran sueño, aquello por lo que lucho, aquello que me hacía y aun me hace feliz. Y sí, por mucho que me ignore, seguiré luchando porque aun me queda esperanza. Porque si luchas puedes perder, pero si no lo haces, ya has perdido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario