jueves, 8 de diciembre de 2011

Quiero ser el verbo puedo.


Quiero ser el verbo puedo. Quiero ser invisible, cuando la gente quiera estar a mi lado. Quiero resultar intrigante, y a la vez una ignorante. Quiero que en tu diccionario el significado deseo vaya acompañado de mi nombre. Quiero que me mires a los ojos cuando quieras cambiar el rumbo, para que yo te acompañe en el camino. Quiero que cuando estés conmigo respires el humo de la gloria y que te cojas junto a mi, un colocón de felicidad. Quiero que en este mundo insignificante, seamos dos personas imprescindibles tan solo para nosotros mismos. Quiero que cuando eches la mirada arriba y mires las estrellas no te acuerdes de mi al ver la más brillante, sino que rebusques la más pequeña...la que nadie mira, para que yo pueda pasar más tiempo por tu mente. Quiero resultarte especial, hasta cuando me quedo callada. Quiero ser esa chica especial para ti, a la que te falten palabras para describir. Quiero rondar por tu cabeza cuando necesites estar concentrado...y quiero que pierdas el hilo de las cosas por intentar encontrar en tu mente mi imagen. Quiero que cuando me veas, todo lo demás se quede tenue y solo seas capaz de focalizar tu mirada en mi.


No hay comentarios:

Publicar un comentario